Descubre cómo luce una lengua con mala higiene

descubre como luce una lengua con mala higiene

hqdefault

La lengua es un órgano muscular que participa en el sistema digestivo. Genera enzimas que le asisten a masticar, saborear y tragar los alimentos. Además de esto, tu lengua asimismo afirma la realidad, aun sin la utilización de expresiones. Mírate en el espéculo y saca la lengua. ¿Que puedes observar? ¿De qué manera es tu idioma? ¿De qué color es?

Si los ojos son la ventana de tu alma, la lengua, en cambio, es la ventana de tu salud. Los médicos conseguirán un concepto de su salud general, singularmente de su salud bucal, con solo ver su lengua. Hay tantas condiciones de salud que mostrarán síntomas en la lengua. Entonces, ¿qué te afirma tu lengua sobre tu salud bucal? Conócelas ahora:

Índice
  1. ¿Qué afirma el aspecto de nuestra lengua sobre nuestra salud?
    1. Cambios en el idioma.

¿Qué afirma el aspecto de nuestra lengua sobre nuestra salud?

Párate en oposición al espéculo y mírate la lengua. ¿Lo ves? Aquí te ofrecemos una pequeña guía para interpretarlo:

  • Lenguaje rojísimo y refulgente. Más allá de que la lengua tiene un color rosa natural gracias a la considerable suma de vasos sanguíneos que tiene dentro, a veces puede manifestarse mucho más roja de lo frecuente. Esto puede descubrir una deficiencia sobre nutrición, como la carencia de vitamina B12 o hierro (lo que puede ocasionar la pérdida de papilas y lograr que la lengua sea mucho más refulgente y despacio).
  • Lengua coja o manchada. Una lengua con máculas blancas o máculas blancas por doquier puede ser un rastro de una infección por hongos (candidiasis, por poner un ejemplo). Asimismo es común en personas con sistemas inmunitarios desgastados, como jubilados o personas con patologías autoinmunes.
  • Lengua cobrizo. La mala higiene bucal, el tabaquismo o la utilización prolongado de antibióticos tienen la posibilidad de lograr que las papilas se vean mucho más descoloradas, dando a la lengua un aspecto obscuro y gastado. Si bien no piensa ningún peligro para la salud, puede sugerir mal aliento o halitosis.
  • Lenguaje crackeado. Conforme envejecemos, nuestra lengua puede padecer ciertas fisuras y grietas. Otros, no obstante, tienen la posibilidad de realizarse gracias a una higiene bucal errónea o una infección por hongos. Del mismo modo, los frenos y otros gadgets bucales tienen la posibilidad de ocasionar estas rejas en la lengua.
  • Lengua con llagas. Si las úlceras bucales se muestran de manera repetida, posiblemente padezcas una falta de determinados nutrientes, como la vitamina B6, el hierro o la niacina. Por otra parte, las llagas en la lengua asimismo tienen la posibilidad de manifestarse por un inconveniente de agobio crónico, puesto que la gente que están agotadas o muy inquietas son mucho más dispuestas a padecerlas.
  • Lengua hinchada con una saburra blanca y densa. En el momento en que la lengua exhibe esta fachada, quiere decir que hay un inconveniente con la acumulación de mucosidad en el cuerpo (o que hay una deficiencia de determinadas bacterias buenas). En cambio, si la lengua solo exhibe blanco en los costados, probablemente se sufra algún género de inconveniente pulmonar.
  • Idioma con una grieta en el medio. Una lengua con una grieta en el medio puede ser una indicación de un estómago enclenque o de determinados inconvenientes digestibles.
Leer Más  Guía completa sobre la colitis en perros: causas, síntomas y tratamientos eficaces

Cambios en el idioma.

Estos son varios de los cambios más frecuentes que puede enseñar el lenguaje. Si siente alguno de ellos, debe asistir al consultorio de su dentista a fin de que logre hacer un diagnostico el inconveniente con precisión.

  • Puntos refulgentes. Acostumbran a estar socias al hongo candida (candidiasis), si bien puede ser por carecer de hidratación, inconvenientes intestinales o como efecto secundario de fármacos.
  • Enrojecimiento. Por la deficiencia de alguna vitamina, ácido fólico o hierro. Asimismo puede estar asociado a ciertos procesos inflamatorios, introduciendo ocasiones de agobio, ansiedad o nerviosismo.
  • Ennegrecido u obscuro. Asimismo con vellosidades. Puede deberse a algún género de infección, diabetes o tabaquismo. Este cambio se puede observar en pacientes que se someten a quimioterapia.
  • Líneas o vallas blancas. Por una patología autoinmune.
  • Llagas o lesiones. Si se muestran en los costados, podría deberse a un inconveniente de bruxismo. Caso de que estas llagas no desaparezcan en un período de tres días, hay que asistir a la solicitud del dentista a fin de que las revise y, en su caso, seguir a una biopsia, puesto que podría ser un rastro de cáncer de boca.
  • Irritación: Puede deberse al consumo de determinados alimentos o bebidas, si son muchos calientes o picantes.

Lengua saburral

Lengua cubierta con una cubierta blanca-cobrizo o amarilla gracias a la acumulación de material escamoso, bacterias o restos de comida por limpieza mecánica deficiente tras la masticación. Puede ser ocasionada por mala higiene, candidiasis oral, infecciones que cursan con fiebre y patologías estomacales (gastritis), patologías de transmisión sexual (sífilis), ciertos medicamentos y toxinas, patologías de la piel con manifestaciones bucales (como pénfigo o liquen chato…). Es una patología inofensiva que se soluciona descartando la causa y con una aceptable higiene bucal y una masticación eficiente (con alimentos duros que asistan a la limpieza, como las manzanas).

Leer Más  Guía completa para tratar la infección de orina en perros

Esta es una condición donde la lengua se regresa vellosa y de fachada obscura. Es un trastorno temporal y reversible, que se genera por el hecho de que las papilas que cubre son mucho más largas de lo común, y capturan bacterias, hongos, restos de comida… tinción cobrizo-negra. Estas papilas son más tarde mucho más enormes pues se inhibe la supresión de las células fallecidas normales que están en las papilas. Es viable tomar antibióticos, mala higiene bucal, sequedad de boca, tabaco, café, alcohol… entre los síntomas, además de otro aspecto, están cambios en el gusto, mal aliento y arcadas o sensación de hormigueo. Por fortuna, es una condición inofensiva que desaparece velozmente si se habla la causa.

Tiende a ser colorado-rosado en estado habitual.

La lengua tiende a ser de color colorado-rosado en estado habitual, no está muy seca ni bastante húmeda, sostiene el movimiento habitual, hay puntos mucho más evidentes en el dorso que corresponden a papilas gustativas y tienen la posibilidad de estar cubiertas por una fina película blanquecina compuesta de saliva, modelos bacterianos y restos de comida. Esta cubierta desaparece con un fácil cepillado habitual que incluye la limpieza de nuestra lengua.

Si quieres ver otros artículos similares a Descubre cómo luce una lengua con mala higiene puedes visitar la categoría Salud o revisar los siguientes artículos

Subir