Descubre por qué aprietas los dientes en la noche

descubre por que aprietas los dientes en la noche

hqdefault

Rechinar es el acto de mover o frotar los dientes inferiores sobre los superiores, fuera de la masticación, en ocasiones de manera facultativa ahora ocasiones inconscientemente a lo largo del sueño. A lo largo del día esta acción puede ser facultativa. Tal acción, si sigue en el tiempo, puede ocasionar a veces desgaste de las superficies de fricción de los molares y dientes y en otras ocasiones, en el peor caso, movilidad y posterior colapso. En un caso y en otro, el resultado, si no se soluciona con un régimen conveniente, va a ser muy desalentador para esa boca y sus dientes. Este rechinar se genera a consecuencia de una tensión excesiva y también hiperactividad de las construcciones que forman parte dinámicamente en la masticación, como son los músculos de la mandíbula, al respaldarse la mandíbula sobre sus articulaciones. El resultado final de toda esta hiperactividad muscular en la región masticatoria es el cansancio y agotamiento de esa masa muscular y la consiguiente contracción y rigidez, lo que equivale a decir «mal». Por consiguiente, se encuentra en ese sitio, adjuntado con las articulaciones mandibulares (justo por enfrente de las orejas, simulando mal de oído y que tienen la posibilidad de confundirse) y con su viable afectación. El resto de la cara, la cabeza y el cuello e inclusive la espalda asimismo tienen la posibilidad de verse en compromiso. A toda esta serie de síntomas se les llamaba igual con las articulaciones mandibulares (de forma directa enfrente de las orejas, simulando mal de oídos y con las que se puede combinar) y con la viable afectación de exactamente las mismas. El resto de la cara, la cabeza y el cuello e inclusive la espalda asimismo tienen la posibilidad de verse en compromiso. A toda esta serie de síntomas se les llamaba igual con las articulaciones mandibulares (de forma directa enfrente de las orejas, simulando mal de oídos y con las que se puede combinar) y con la viable afectación de exactamente las mismas. El resto de la cara, la cabeza y el cuello e inclusive la espalda asimismo tienen la posibilidad de verse en compromiso. A toda esta serie de síntomas y su desempeño en el tiempo se le llama Bruxismo: Bruxomanía. De forma frecuente, todos estos tipos no van a ocurrir o ciertos de ellos tienen la posibilidad de apreciarse, pero el resultado final en la boca va a ser exactamente el mismo: un cambio en el sistema dental.

Leer Más  La mejor pipeta antipulgas para gatos: guía completa y recomendaciones

El bruxismo frecuentemente no se muestra durante la noche, ni con el sueño, pero sus desenlaces son perceptibles al levantarse: Fatiga mandibular acompañada de mal en las ubicaciones previamente descritas. El desgaste de los dientes, la destrucción del esmalte y la no oportunidad de regeneración como en ciertos roedores, los dejará como podridos o degollados y con las terminaciones inquietas al descubierto. El consiguiente riesgo va a ser la aparición de todo género de adversidades (hipersitividad, hiperemia, pulpitis, gangrena pulpar, etcétera.), en las que el mal va a ser siempre y en todo momento un síntoma incesante.

Índice
  1. Régimen
  2. ¿Por qué razón es arriesgado cepillarse los dientes por agobio?
    1. Bruxismo excéntrico
    2. ¿Qué hace el bruxismo?

Régimen

El bruxismo a lo largo del día es mucho más simple de supervisar. En general se relaciona con ocasiones tensas; la persona puede percatarse de que se está limpiando la boca y controlar el instante.

El bruxismo nocturno es más difícil, pues se genera en el momento en que la persona duerme. En un caso así, la intervención profesional es precisa. No obstante, acostumbrarse a ciertas prácticas de relajación antes de acostarse puede contribuir a supervisarlo.

¿Por qué razón es arriesgado cepillarse los dientes por agobio?

De forma frecuente, en el momento en que nos encaramos a ocasiones que nos ponen alterados, apretamos los dientes. Esta reacción tiende a ser automática y desmandada cualquier ocasión del día, aun en el momento en que dormimos.

Al apretar los dientes superiores sobre los inferiores por agobio, se tensan los músculos de la cara, en especial los que afirman la articulación mandibular. Las afecciones de esta actividad continua se alargan al cuello, la espalda, los hombros y la cabeza, a pesar de que los dientes son los mucho más damnificados puesto que padecen fuertes roces. Esta clase de apretamiento compulsivo se llama «bruxismo», un trastorno o parafunción de la mandíbula que gasta el esmalte dental y se asocia con fracturas, fisuras y sensibilidad dental.

Bruxismo excéntrico

Este género de parafunción se genera al rechinar los dientes. Se hacen movimientos de apretar, pero hay un movimiento que es frotar los dientes entre sí. Esto hace un mayor desgaste del esmalte dental.

Se debe tener bastante precaución y comprender distinguir entre las señales que señalan que te andas cepillando los dientes. Si tienes alguna duda, lo destacado es que acudas a tu dentista de seguridad para una revisión.

¿Qué hace el bruxismo?

Las causas tienen la posibilidad de ser distintas y diversos en dependencia de cada individuo. El bruxismo se puede observar en personas que pasan por ocasiones agobiantes y tienen:

  • Ansiedad.
  • Sensibilidad en los dientes.
  • Mal o molestia en la región de la mandíbula.
  • Cefalea.
  • Contracción.
Leer Más  5 Razones por las que tu perro vomita: conoce las causas y soluciones

Si quieres ver otros artículos similares a Descubre por qué aprietas los dientes en la noche puedes visitar la categoría Salud o revisar los siguientes artículos

Subir